Blogia
Los Cuenteros (contando cuentos desde 2004)

QUIJOTE Y SANCHO

QUIJOTE Y SANCHO CAPÍTULO LIX. Que trata de la grandiosa aventura de Quijote y Sancho extraviada por Cervantes.

Quijote - ¡Sooooooo!
Sancho - ¡Sooo, mulaaa!
Quijote - ¿Y ahora qué hacemos, mi fiel escudero Sancho?
Sancho - ¡Y yo qué sé! Si éste es el capítulo que extravió Cervantes.
Quijote - ¡Ays!, ese Cervantes... ¡menudo genio!
Sancho - Y que lo diga vuesa merced, si nos hubiese escrito Lope de Vega otro gallo nos cantaría.
Quijote - Sí, "a mis soledades voy,/ de mis soledades vengo".
Sancho - ¿Qué?
Quijote - Nada, una rimilla que me ha salido al hablar de Don Lope.
Sancho - ¡Ah!
Quijote - En fin, pues tendremos que hacer algo.
Sancho - Sí, algo tendremos que hacer... (se rasca la cabezota, como pensando). ¡Ya sé, bailemos una jota!
Quijote - ¿Una jota?
Sancho - Sí, una jota manchega.
Quijote - ¿Una jota manchega?
Sancho - Sí, es la que viene después de la i en el albecedario y después del 10 en la baraja francesa.
Quijote - ¡La baraja francesa! ¡Prefiero la baraja española! Yo me pido el caballo de espadas.
Sancho - ¡Vale, y yo el rey de oros!
Quijote - ¿El rey de oros?
Sancho - Sí, que es el que más maravedís tiene, es rico rico.
Quijote - ¡Ja! Pero si ahora lo que se llevan son los euros.
Sancho - Es verdad, que hemos entrado en la Unidad Europea.
Quijote - ¿En la Unidad Europea? Pero si eso será hacia el 2000.
Sancho - Eso es, eso es. ¡Mire!
Quijote - ¿Dónde?
Sancho - Allí, ¡Dulcinea! (coge a una dama del público "voluntaria" y la saca al escenario, entre medias de los dos Cuenteros).
Quijote - Es cierto, es mi querida Dulcinea, ¡vamos a matarla!
Sancho - ¿A matarla?
Quijote - Sí, a matarla.
Sancho - Pero si es mi novia.
Quijote - ¿Qué?
Sancho - Sí, (mirándose los dedos de los pies como si no hubiese roto un plato) es que como vi que usted no tenía nada que hacer...
Quijote - En fin, pues entonces no podemos matarla.
Sancho - Va a tener razón.
Quijote - Claro, debemos quemarla en la hoguera, ¡por urraca!
Sancho - Eso, ¡por urraca!
Quijote - ¡Por molino!
Sancho - Eso, ¡por molino!
Quijote - ¡Por hacer algo!
Sancho - ¡Y por dar espectáculo al público!
Quijote - ¡Al público variopinto!
Sancho - ¡Eso, al público variopinto!
Quijote (dirigiéndose al Dulcinea) - ¿A ti qué te parece si te quemamos en la hoguera? (antes de que responda) ¡Calla! No digas nada, no nos vayas a estropear esta improvisación.
Sancho - Eso, date cuenta de que Cervantes extravió este capítulo y si no te quemamos no sabremos qué hacer (y enciende un merecho a los pies de Dulcinea, dispuesto a prenderla fuego).
Quijote (dirigiéndose a Sancho) - ¡Espera Sancho! Que he pensado que si la quemamos es posible que arda.
Sancho - Hummm, sí, es posible, pero necesario, mi señor.
Quijote - No, hombre, también podemos darle un beso en la mejilla y dejarla partir como bella dama.
Sancho - Eso, como bella dama.
Quijote (dirigiéndose a Dulcinea) - Parta usted, bella dama.
Sancho - Vale (haciendo el ademán de marcharse)
Quijote - Tú no, escudero, ella, la bella dama. Tú cabalga en tu jumento.
Sancho - Vaaale, tocotó tocotó tocotó...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Cerro -

Sí, la verdad es que molaba ser piratas sanguinarios y despiadados, yo de niño siempre quise ser pirata sanguinario y despiadado, los mayores alucinaban cuando se lo decía y eso molaba. También quería ser recurso de animación y al fin lo hemos conseguido, ya sólo nos queda ser 2+1, aunque a eso nos ayuda nuestro querido cuentero sin papeles.

Pakito -

Cerro, como cuenteros cada vez mejor, con estos diálogos tan chulos que tenemos... ahora bien, como piratas sanguinarios y despiadados perdemos muchos puntos dejando ir a la bella dama... ay, ¿recuerdas cuando podíamos quemar a tres o cuatro en el escenario, y nadie nos decía nada? ¡al revés, si era lo que más aplaudían! ¡qué tiempos aquellos!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres